viuarantxamolina@gmail.com

El semáforo de los límites

Siempre he sido fan de los limites, me parecen un instrumento esencial en la vida para tener confianza, buena autoestima, equilibrio y amor hacia las personas y hacia nosotras mismas. Nos aportan un marco estable de actuación y nos ayudan a respetar y a ser respetadas. Pero qué difícil es ponernos limites y poner limites a los peques verdad?

Hoy voy a darte 6 pautas que a mi me funcionan bastante bien:

  • Ten presente que los límites son personales y cada una tenemos los nuestros propios en función de nuestras vivencias, cultura y educación, así que no pierdas energía en fijarte en los de los demás si no resuenan contigo y enfócate en perfilar los que si te funcionan
  • Primero de todo, piensa en aquello que te parece aceptable o no aceptable para ti. Una vez tengas claros los limites que forman parte de ti te será más fácil aplicarlos
  • Si vives y educas en pareja, sentaos y hablar sobre ellos, cuales son los más importantes, cuales son flexibles y cuales son solo vuestros, tener una hoja de ruta ayuda muchísimo
  • Si deseas poner un límite, que para ti es inamovible llévalo a cabo hasta el final, si sientes que es beneficioso para ti y tu familia de nada sirve saltártelo
  • Aprende a flexibilizar algunos con lo que te identificas a medias o que están probando, tener un cierto margen te ayuda a acabar de integrarlos
  • Aprende mi técnica el SEMÁFORO de los limites, te la explico más abajo, estoy segura que va a ayudarte muchísimo

Un tándem espectacular ¿verdad?

EL SEMÁFORO DE LOS LÍMITES se me ocurrió en una de mis sesiones de coaching con una familia y me pareció que podía ser una herramienta que clarificaría  cuales son nuestros limites y así los podríamos ordenar respecto a una cierta clasificación de más a menos intensidad, y la verdad es que siempre que la propongo funciona súper bien.

La familias generan un listado de límites establecidos previo consenso entre ellos, esto ya es un gran paso, hablar de ellos, de lo que a uno le parece más importante que al otro y llegar a un acuerdo sobre como lo ponemos y como respondemos a él.

  • Los límites rojos son aquellos que son inamovibles, que pase lo que pase, sabes que no puedes traspasar o que no vas a dejar traspasar. Son fáciles de identificar porque normalmente los tenemos muy presentes como una línea roja muy marcada en nuestras vida. Ejemplo: Agresión física o verbal
  • Los límites naranjas son aquellos que en situaciones normales los aceptas y no los traspasas pero que en condiciones especiales puedes flexibilizarlos. Van a ayudarte a que la vida de una manera menos rígida. Ejemplo: Dejar a mi peque que como chocolate o chuches algún día especial o en algún cumple
  • Los límites verdes son aquellos que te pertenecen y que a veces no encajan con los de los demás pero que tienen una conciencia detrás muy estructurada. Estos van a ayudarte a ver la vida a tu manera y a crear desde tu esencia . Ejemplo: Dejo a mi hija que juegue con agua y barro a la salida de la escuela

 

Lo interesante de este ejercicio es que esta clasificación varia depende de las personas que apliquen los límites, así que si o si existirá una conversación para el consenso.

Después solo hace falta interiorizarlos, comunicarlos y ser coherentes  y constantes con lo que hacemos y con como los aplicamos en nuestro día a día.

Os aseguro que es una herramienta que facilita mucho las dinámicas familiares. Cuando todos los miembros sabemos lo que si y lo que no está permitido, todo funciona muchísimo mejor.

Si lo probáis, me encantará que me compartáis vuestras experiencias.

 

Con amor

Compartir

También puedes leer...

El semáforo de los límites

Siempre he sido fan de los limites, me parecen un instrumento esencial en la vida para tener confianza, buena autoestima, equilibrio y amor hacia las personas y hacia

Leer más »

Regala bienestar

¿Por qué nos costará tantísimo regalarnos experiencias, momentos y sensaciones si es lo único que nuestra alma va a llevarse?   Llega Navidad esa época

Leer más »